Transformadores de aislamiento de uso médico

Los transformadores eléctricos de uso médico previenen fallos del sistema y protegen a los pacientes y personal sanitario de descargas eléctricas.

 

Según el Estudio de Víctimas de Incendios en España, cerca de un 30% de los incendios en hogares se produjo por fallos eléctricos. Y siendo el fuego devastador para cualquier hogar y sus ocupantes, ni qué decir tiene que si el incendio se produce en un quirófano o cualquier espacio de un hospital. En esos casos la gravedad se multiplica exponencialmente, así como las probabilidades de letalidad, que se disparan.

Las eventualidades que pueden surgir con el suministro eléctrico son muchas variadas, pero todas tienen un denominador común: suponen la diferencia entre la vida y la muerte en instalaciones médicas. Las consecuencias de una interrupción del suministro momentánea, o una oscilación en la carga eléctrica, pueden ser fatales, especialmente durante intervenciones quirúrgicas. O, como hemos visto en los últimos tiempos a raíz de la pandemia de Covid-19, tener consecuencias desastrosas para los pacientes que dependen de máquinas y respiradores. 

Es por ello que, en el sector hospitalario, se antoja vital disponer de transformadores de aislamiento para proteger y prevenir estas posibles problemáticas.

 

 

Transformadores de aislamiento: ¿qué son?

Podemos definir al transformador de aislamiento como un dispositivo que brinda protección contra descargas eléctricas, capaz de prevenir cortocircuitos o accidentes que deriven en incendios. 

Los circuitos que no pueden soportar la carga de corriente continua necesitan protección. Y es el transformador de aislamiento el que proporciona esa protección, aumentando o decretando las corrientes alternas antes de que alcance el equipo principal al que está conectado.

Por tanto, los transformadores de aislamiento separan una parte de un circuito eléctrico de las principales potencias, garantizando el buen funcionamiento de la unidad. Hablamos de transformadores que son similares a cualquier otro tipo, pero en su caso se encuentran en las aplicaciones que poseen circuitos sensibles.

Como es imperativo, los transformadores para uso clínico están fabricados para garantizar la máxima seguridad de los pacientes hospitalarios, logrando aislar el suministro eléctrico externo de la alimentación de los diferentes elementos y máquinas empleados en medicina.

 

“Son transformadores que son similares a cualquier otro tipo, pero en su caso se encuentran en las aplicaciones que poseen circuitos sensibles.

 

 

Características y ventajas de los transformadores de aislamiento

La importancia de un transformador de aislamiento en hospitales es mayúscula. Y en la propia función de dichos transformadores encontramos las ventajas que llevan aparejadas. 

Así, los transformadores de aislamiento de uso médico son máquinas destinadas a proveer alimentación de energía en instalaciones eléctricas para determinadas salas en recintos de uso médico. Todo ello cumpliendo las normas técnicas internacionales aplicables y las reglamentaciones de cada país. 

Entre sus principales ventajas encontramos su capacidad de evitar riesgos para los pacientes, como esas corrientes eléctricas de fuga al pasar por el organismo. Un asunto que no es ni mucho menos baladí en intervenciones quirúrgicas.

El aislamiento de la red eléctrica previene el macroshock del personal médico y asegura la continuidad del servicio eléctrico frente a la primera falla. Además, y junto a otras medidas complementarias, permite prevenir y supervisar un posible microshock en los pacientes.

Otra de sus principales características es que reducen las interferencias electromagnéticas y mejoran la potencia de la señal, garantizando la seguridad de los aparatos.

 

“Entre sus principales ventajas encontramos su capacidad de evitar riesgos para los pacientes, como esas corrientes eléctricas de fuga al pasar por el organismo.

 

 

 

Una obligatoriedad justificada

Teniendo estas funciones en cuenta, se entiende mejor el por qué son obligatorios en los hospitales y espacios clínicos. No en vano, los centros sanitarios, quirófanos, salas hospitalarias, etc. están repletos de equipos eléctricos.

En resumen, los transformadores de aislamiento de uso médico:

  • Reducen los riesgos de shock para los pacientes, los médicos y personal sanitario.
  • Garantizan la continuidad de la alimentación, de vital importancia dado que hay numerosos  aparatos que deben funcionar continuamente por la seguridad y la vida del paciente. 
  • Reducen el ruido del dispositivo al disminuir la vibración.
  • Anticipan la falla del equipo, dando tiempo para tomar medidas que salvaguarden a cada paciente.

 

 

Áreas de uso en hospitales

Ya hemos visto que los transformadores de aislamiento de uso médico son fundamentales tanto para el personal sanitario como para los pacientes, de ahí que estén especialmente diseñados para su montaje en instalaciones clínicas. 

En clínicas y hospitales, el sistema eléctrico se debe instalar respetando las normas técnicas y garantizando el aislamiento. Es en ese punto donde intervienen los transformadores de aislamiento diseñados para uso médico, previniendo descargas eléctricas y asegurando la  continuidad del suministro eléctrico. Como, por ejemplo, los transformadores monofásicos y trifásicos con aislamiento galvánico entre primario y secundario para su montaje en instalaciones de uso médico con sistema IT, como unidades quirúrgicas, UCI, UVI, reanimaciones, conforme con la normativa IEC EN 61558-2-15: 2012.

Dicha normativa fija especificaciones como un elevado nivel de aislamiento con pantalla electroestática entre primario y secundario o que la potencia asignada no debe ser inferior a 0,5 kVA, ni superior a 10 kVA para transformadores monofásicos y trifásicos.

La innovación hospitalaria es otro campo en el que estos dispositivos son vitales. Las salas médicas disponen cada vez más de una tecnología ultra evolucionada, con robots para guiar sondas y pinzas para operar de forma menos invasiva. O monitores de consulta en tiempo real, retransmisión online de intervenciones quirúrgicas, etc. Es decir, una creciente aparatología que requiere, quizá más que nunca, de transformadores especialmente diseñados para el uso médico.

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar