seguridad eléctrica en hospitales

Protocolo de mantenimiento de equipos de seguridad hospitalaria

La gestión del mantenimiento en los equipos médicos de seguridad en los hospitales es la que, en mayor medida, contribuye a brindar una mejor y mayor productividad de los servicios y los equipamientos.

La calidad del entorno asistencial se dirime a menudo en función de dicha gestión, que es la que determina los gastos y costes finales del equipamiento de seguridad hospitalaria, la calidad en la atención al paciente y la confianza del profesional sanitario.

Por ello, los profesionales que se encargan de la gestión del equipo médico han de asegurarse que este tipo de aparatos esté al día, funcione correctamente y pueda alargar al máximo su vida útil sin renunciar a su óptimo funcionamiento.

¿Cómo se consigue? Mediante la implantación de protocolos de mantenimiento para los equipos de seguridad en los hospitales.

Prevención de riesgos laborales en hospitales

Es fundamental garantizar la prevención de riesgos laborales a todos los trabajadores de centros sanitarios.

El famoso refrán popular “en casa del herrero, cuchillo de palo”, bien se puede aplicar a la prevención de riesgos laborales en hospitales. ¿El motivo? Que históricamente la salud laboral no ha sido especialmente considerada en centros que, precisamente, velan por la salud de las personas y pacientes.

Una contradicción que en los últimos años, afortunadamente, ha vivido un importante cambio de paradigma. La seguridad laboral de los trabajadores sanitarios empieza a cobrar cada vez más fuerza. Máxime, tras situaciones tan graves como las que hemos vivido con la pandemia del coronavirus. Pero hay mucho trabajo por hacer.

Los centros hospitalarios son esos grandes centros de trabajo cuya actividad abarca el diagnóstico, tratamiento y cuidado de los enfermos. Pero, y a veces hasta más importante habiendo vidas en juego, es primordial poner en valor el trabajo de los profesionales.

8 equipos ETKHO para la seguridad eléctrica en quirófanos

La seguridad eléctrica en los centros médicos, especialmente en las áreas críticas hospitalarias, es un asunto que ha de ser considerado con la máxima seriedad.

Disponer de un sistema eléctrico bien diseñado y completo equivale a tomar todas las precauciones posibles de antemano y, por ende, afrontar las potenciales complicaciones que se relacionan con la seguridad eléctrica hospitalaria.

No en vano, las unidades hospitalarias son contextos con altos riesgos de fallos eléctricos si no disponen de un sistema de seguridad eléctrica adecuada. Hablamos de fallos que no solo se limitan a los equipos materiales, sino que pueden causar daños y pérdidas humanas.

En ETKHO, como expertos en seguridad eléctrica hospitalaria, estamos especializados en la fabricación de equipamiento y servicios de seguridad eléctrica en hospitales y quirófanos.

Los sistemas de conmutación automática

Estos dispositivos son cruciales para el buen funcionamiento de la red eléctrica en las áreas hospitalarias, especialmente cuando puedan surgir fallos.

En los últimos tiempos, la continuidad del servicio en instalaciones eléctricas de baja tensión se ha convertido en algo fundamental. Especialmente en el ámbito hospitalario. No en vano, este requisito es clave para crear instalaciones que, a nivel económico y funcional, sean eficientes.

¿El motivo? La reducción al mínimo de los problemas derivados de los fallos eléctricos gracias a un sistema que, de forma automática, sea capaz de conmutar la alimentación de la línea principal a una de emergencia.

La conmutación automática incorpora secuencias que controlan automáticamente los componentes de la instalación sin que intervenga el operador.

Certificaciones sanitarias en los hospitales

El diseño hospitalario, en los últimos años, está evolucionando a gran velocidad, incorporando paulatinamente elementos y conceptos que responden a las necesidades de pacientes, familias y personal sanitario.

No en vano, cada vez somos más conscientes del brutal efecto de los hospitales sobre el planeta a nivel de huella de carbono, consumo de energía, la producción de dioxinas carcinogénicas por la incineración de los desechos hospitalarios, etc.

Así, los centros de salud son instalaciones que, en aras de proveer atención de salud con calidad y calidez, no pueden dejar de lado las connotaciones técnicas, tecnológicas, administrativas y éticas que este asunto lleva aparejadas.

Diseño hospitalario: construyendo los centros sanitarios del futuro

El diseño hospitalario, en los últimos años, está evolucionando a gran velocidad, incorporando paulatinamente elementos y conceptos que responden a las necesidades de pacientes, familias y personal sanitario.

No en vano, cada vez somos más conscientes del brutal efecto de los hospitales sobre el planeta a nivel de huella de carbono, consumo de energía, la producción de dioxinas carcinogénicas por la incineración de los desechos hospitalarios, etc.

Así, los centros de salud son instalaciones que, en aras de proveer atención de salud con calidad y calidez, no pueden dejar de lado las connotaciones técnicas, tecnológicas, administrativas y éticas que este asunto lleva aparejadas.

Transformadores de aislamiento de uso médico

Los transformadores eléctricos de uso médico previenen fallos del sistema y protegen a los pacientes y personal sanitario de descargas eléctricas.

Los circuitos que no pueden soportar la carga de corriente continua necesitan protección. Y es el transformador de aislamiento el que proporciona esa protección, aumentando o decretando las corrientes alternas antes de que alcance el equipo principal al que está conectado.

Por tanto, los transformadores de aislamiento separan una parte de un circuito eléctrico de las principales potencias, garantizando el buen funcionamiento de la unidad. Hablamos de transformadores que son similares a cualquier otro tipo, pero en su caso se encuentran en las aplicaciones que poseen circuitos sensibles.

Como es imperativo, los transformadores para uso clínico están fabricados para garantizar la máxima seguridad de los pacientes hospitalarios, logrando aislar el suministro eléctrico externo de la alimentación de los diferentes elementos y máquinas empleados en medicina.

Ingeniería hospitalaria: la herramienta clave para el diseño de los hospitales del futuro

La labor de los ingenieros hospitalarios es fundamental para introducir nuevas tecnologías y materiales en los centros hospitalarios.

Los ingenieros hospitalarios son profesionales con un reconocimiento que, por lo general, no va en consonancia con su importancia dentro de la gestión clínica. Estos profesionales desempeñan una labor clave para lograr que los centros sean cada vez más sostenibles y se adapten con todas las garantías a las nuevas realidades sociosanitarias.

A nadie se le escapa que el futuro de los centros hospitalarios pasa por el desarrollo del concepto de hospitales inteligentes. Y es en esa evolución donde entran en juego la eficiencia, la seguridad y el bienestar del paciente como absolutas prioridades.

Diseño y organización de áreas críticas hospitalarias

Cantidad de pacientes, servicios, especialidades, tipos de unidades, equipamiento médico… En el diseño y organización de las áreas críticas hospitalarias hay que valorar toda una serie de aspectos que ayudarán a garantizar la seguridad y el buen funcionamiento del centro sanitario.

Existen infinidad de opciones para definir los diferentes centros sanitarios: en función de su tamaño, los servicios que presta,… Con todo, de forma genérica, podemos definir un hospital como un edificio en el que se llevan a cabo funciones relacionadas con la salud de las personas y el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Cada hospital tiene sus particularidades. Sin embargo, en lo que a diseño y organización de áreas críticas hospitalarias, hay algunos aspectos básicos que es importante valorar.

Normas de seguridad eléctrica en hospitales: qué son, para qué sirven y por qué cumplirlas

La seguridad eléctrica en hospitales es un tema de prioridad absoluta para evitar problemas con la corriente eléctrica que puedan perjudicar al funcionamiento del centro sanitario y a la salud de los pacientes. En este artículo reflexionamos sobre estas normas, cómo son, para qué sirven y por qué es importante cumplir con ellas.

No hay que olvidar que la mayoría de dispositivos médicos son electrónicos y reciben energía a través de fuentes de alimentación y la red eléctrica. Por lo tanto, si se produce un fallo de seguridad eléctrica, el riesgo de lesiones en el paciente es elevado.