seguridad eléctrica en hospitales

Hacia un hospital perfecto

Hospitales que no parezcan frigoríficos o mega construcciones frías y grises, centros sanitarios cálidos, amplios, con mucha iluminación, grandes ventanas y una decoración acogedora, con habitaciones cómodas, tanto para el personal como para pacientes y sus familiares, y un equipamiento hospitalario adecuado y renovado.

Eso es lo que la opinión pública, los pacientes, los profesionales sanitarios y el sector en general viene buscando en los últimos años. Es la petición más habitual en busca del hospital perfecto. Ese lugar idóneo para el que todavía queda mucho camino por recorrer.

Entonces, ¿cómo podemos llegar a contar con un hospital perfecto? O cuanto menos, centros sanitarios que respondan a las peticiones y las necesidades no ya de la actualidad, sino del futuro. Estas son algunas de las claves, métodos y tendencias que se pueden seguir, tanto para el equipamiento hospitalario como para mejorar las estancias, salas, áreas, plantas, entornos, etc.

Baterías y unidades de suministro de emergencia en hospitales: lo que debes saber

Desde hace décadas, la implementación de la tecnología en las diferentes esferas de la vida humana ha transformado la forma en que consumimos, nos relacionamos y vivimos. Sin duda, la ha transformado para bien. Al fin y al cabo, a priori, la tecnología nos hace la vida más fácil. Sin embargo, al usar cada vez más sistemas electrónicos en nuestro día a día, también somos más dependientes energéticamente hablando.

Por eso, en un ámbito como el sanitario, el uso de baterías para unidades de suministro de emergencias en hospitales es fundamental para garantizar el acceso permanente al suministro eléctrico, incluso en las situaciones más complicadas o en eventos excepcionales que pueden provocar, por ejemplo, cortes de luz.

Hoy queremos abordar la importancia de las baterías y los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) para el correcto funcionamiento del sistema sanitario.

Redes de datos en hospitales

El día a día de los hospitales y cualquier tipo de centro sanitario está enfocado principalmente en la atención médica al paciente. Sin embargo, más allá de las personas, también hay una serie de factores que forman parte de la gestión hospitalaria y que no podemos pasar por alto.

Uno de los elementos que más peso ha ganado en los últimos años han sido los relacionados con los datos sensibles que se recopilan en los hospitales y centros sanitarios y que, aunque de forma indirecta, contribuye también a la buena atención al paciente y al correcto funcionamiento tanto desde un punto de vista médico como organizacional. Por ejemplo: las redes de datos hospitalarias. Hablemos de todo ello en este artículo.

Equipamiento e instalaciones para quirófanos de hemodinámica

En las dos últimas décadas, el desarrollo de las salas de hemodinámica en los hospitales ha ido en consonancia con la profunda transformación e innovación en el equipamiento hospitalario, las condiciones de seguridad y la mejora en los procesos.

Una profunda transformación en la que los procedimientos intervencionistas se han convertido en grandes protagonistas.

A medida que han ido apareciendo nuevas modalidades de diagnóstico y terapia dentro de este tipo de espacios hospitalarios, el nivel de formación del personal médico, así como los requerimientos humanos, técnicos y de equipo, se han ido modificando.

Conoce de la mano de ETKHO en qué consisten los quirófanos de hemodinámica y qué sistemas y elementos deben contener como fundamento básico para su óptimo funcionamiento.

El quirófano híbrido: diseño, equipamiento y beneficios

El quirófano híbrido es un gran avance en el campo de la cirugía, ya que, en líneas generales, permite el trabajo multidisciplinar de especialistas de diferentes áreas y ayuda a realizar cirugías complejas de forma más rápida, fácil, segura y menos invasiva. Pero, ¿qué es un quirófano híbrido concretamente?

Se trata de una sala quirúrgica que está equipada con dispositivos avanzados de imagen médica/ radiodiagnóstico, permitiendo realizar, de forma simultánea, diferentes procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

Un quirófano híbrido permite insertar catéteres o endoscopios mediante pequeños orificios con los que poder visualizar regiones anatómicas más pequeñas, facilitando enormemente el proceso de la cirugía.

Seguridad eléctrica en la UCI y áreas de reanimación

Las unidades hospitalarias, en especial las UCIs, son contextos con altos riesgos de fallos eléctricos si no disponen de un sistema de seguridad eléctrica adecuada.

En la actualidad, la mayoría de dispositivos médicos son electrónicos, por lo que reciben energía a través de fuentes de alimentación y la red eléctrica. Si se produce un fallo de seguridad eléctrica, el riesgo de lesiones en el paciente es elevado. Especialmente, en zonas como la UCI u otras áreas críticas en los centros sanitarios.

La UCI es la unidad de cuidados intensivos de un hospital, es decir, el área de un centro hospitalario donde se ingresa a los enfermos de mayor gravedad que requieren una vigilancia y una atención continua y específica.

Por áreas críticas entendemos aquellos espacios de los hospitales donde se produce una asistencia sanitaria en la que el riesgo es alto. Además de la UCI, por ejemplo, encontramos quirófanos, urgencias, salas blancas, habitaciones de aislamientos, UCI…

Para mantener la seguridad eléctrica hospitalaria de estas zonas existen diversos elementos que protegen y garantizan el suministro eléctrico. Hablamos de, por ejemplo, los sistemas de alimentación IT, los sistemas de alimentación ininterrumpida o las conexiones de tierra, entre otros.

Repetidores de alarma

Los repetidores de alarmas actuales, además de su uso básico y lógico que es ‘chivarse’ de un error o posible situación problemática, han ido evolucionando para ayudar a actuar al personal médico. Y es que a menudo, los trabajadores sanitarios han considerado a esta alarma como un ‘incordio’ necesario, viendo como una molestia su requerido mantenimiento.

El hecho es que, con cierta frecuencia, el personal médico no ha sabido cómo actuar frente a estas alarmas. O simplemente desconocía la situación de riesgo que se estaba produciendo, sobre todo en las alarmas relacionadas con la seguridad eléctrica.

Pero actualmente, los repetidores de alarmas no solo proporcionan información adicional al personal médico, sino que indican qué hay que hacer en todo momento para solucionar la situación, o a quien hay que llamar. Con ellos, destacan también las pantallas táctiles en los paneles técnicos, por ejemplo en los quirófanos, lo que permite la visualización gráfica de la alarma con iconos y colores.

Protocolo de mantenimiento de equipos de seguridad hospitalaria

La gestión del mantenimiento en los equipos médicos de seguridad en los hospitales es la que, en mayor medida, contribuye a brindar una mejor y mayor productividad de los servicios y los equipamientos.

La calidad del entorno asistencial se dirime a menudo en función de dicha gestión, que es la que determina los gastos y costes finales del equipamiento de seguridad hospitalaria, la calidad en la atención al paciente y la confianza del profesional sanitario.

Por ello, los profesionales que se encargan de la gestión del equipo médico han de asegurarse que este tipo de aparatos esté al día, funcione correctamente y pueda alargar al máximo su vida útil sin renunciar a su óptimo funcionamiento.

¿Cómo se consigue? Mediante la implantación de protocolos de mantenimiento para los equipos de seguridad en los hospitales.

Prevención de riesgos laborales en hospitales

Es fundamental garantizar la prevención de riesgos laborales a todos los trabajadores de centros sanitarios.

El famoso refrán popular “en casa del herrero, cuchillo de palo”, bien se puede aplicar a la prevención de riesgos laborales en hospitales. ¿El motivo? Que históricamente la salud laboral no ha sido especialmente considerada en centros que, precisamente, velan por la salud de las personas y pacientes.

Una contradicción que en los últimos años, afortunadamente, ha vivido un importante cambio de paradigma. La seguridad laboral de los trabajadores sanitarios empieza a cobrar cada vez más fuerza. Máxime, tras situaciones tan graves como las que hemos vivido con la pandemia del coronavirus. Pero hay mucho trabajo por hacer.

Los centros hospitalarios son esos grandes centros de trabajo cuya actividad abarca el diagnóstico, tratamiento y cuidado de los enfermos. Pero, y a veces hasta más importante habiendo vidas en juego, es primordial poner en valor el trabajo de los profesionales.

8 equipos ETKHO para la seguridad eléctrica en quirófanos

La seguridad eléctrica en los centros médicos, especialmente en las áreas críticas hospitalarias, es un asunto que ha de ser considerado con la máxima seriedad.

Disponer de un sistema eléctrico bien diseñado y completo equivale a tomar todas las precauciones posibles de antemano y, por ende, afrontar las potenciales complicaciones que se relacionan con la seguridad eléctrica hospitalaria.

No en vano, las unidades hospitalarias son contextos con altos riesgos de fallos eléctricos si no disponen de un sistema de seguridad eléctrica adecuada. Hablamos de fallos que no solo se limitan a los equipos materiales, sino que pueden causar daños y pérdidas humanas.

En ETKHO, como expertos en seguridad eléctrica hospitalaria, estamos especializados en la fabricación de equipamiento y servicios de seguridad eléctrica en hospitales y quirófanos.