Hospitales

Sistemas BMS para hospitales y su integración con la instalación eléctrica para sistema IT en áreas críticas hospitalarias

Dentro de la amalgama de soluciones tecnológicas modernas e innovadoras para edificios inteligentes, una de las más destacadas es el sistema BMS.

Esta solución de ahorro de energía y control eficiente de la seguridad y el confort en los hospitales, es una de las mejores herramientas con las que cuentan los centros de salud para evitar desperdicios de energía, problemas en la instalación eléctrica y situaciones graves como las que pueden darse en áreas críticas hospitalarias.

El Building Management System (BMS), o sistemas de gestión de edificios, son cada vez más usados en todo tipo de inmuebles públicos y privados. En nuestro caso, especialmente en centros hospitalarios.

Seguridad eléctrica en la UCI y áreas de reanimación

Las unidades hospitalarias, en especial las UCIs, son contextos con altos riesgos de fallos eléctricos si no disponen de un sistema de seguridad eléctrica adecuada.

En la actualidad, la mayoría de dispositivos médicos son electrónicos, por lo que reciben energía a través de fuentes de alimentación y la red eléctrica. Si se produce un fallo de seguridad eléctrica, el riesgo de lesiones en el paciente es elevado. Especialmente, en zonas como la UCI u otras áreas críticas en los centros sanitarios.

La UCI es la unidad de cuidados intensivos de un hospital, es decir, el área de un centro hospitalario donde se ingresa a los enfermos de mayor gravedad que requieren una vigilancia y una atención continua y específica.

Por áreas críticas entendemos aquellos espacios de los hospitales donde se produce una asistencia sanitaria en la que el riesgo es alto. Además de la UCI, por ejemplo, encontramos quirófanos, urgencias, salas blancas, habitaciones de aislamientos, UCI…

Para mantener la seguridad eléctrica hospitalaria de estas zonas existen diversos elementos que protegen y garantizan el suministro eléctrico. Hablamos de, por ejemplo, los sistemas de alimentación IT, los sistemas de alimentación ininterrumpida o las conexiones de tierra, entre otros.

La telemedicina: cambio de paradigma tras la pandemia

La telemedicina, tras el coronavirus, se ha posicionado como un elemento indispensable en la industria sanitaria.

Una de las principales consecuencias de la Covid-19 es el gran avance que ha experimentado la telemedicina a nivel global. Ya sean países más avanzados y acostumbrados al uso de las nuevas tecnologías sanitarias, como aquellos que no habían apostado por la telemedicina, la atención sanitaria en remoto se ha acrecentado durante la pandemia y los confinamientos.

Si bien es cierto que se ha hecho más teléfono-medicina que telemedicina en sí, se han roto muchas barreras previstas para los próximos años en apenas unos meses. Además, se ha acabado con buena parte del miedo a la deshumanización de la tecnología sanitaria.

Así, las distintas administraciones sanitarias están empezando a generalizar las teleconsultas y otros recursos de la digitalización de la sanidad.

La eficacia de la atención sanitaria a domicilio, prescindiendo de la infraestructura hospitalaria presencial, en caso de contar con los medios telemáticos para poder hacer un seguimiento del paciente, se ha convertido en el presente y en el futuro de la sanidad.

El futuro de la tecnología cuántica aplicada a la medicina

La computación cuántica se presenta como uno de los mayores aliados de la salud para los próximos años.

La informática cuántica se ha posicionado como la protagonista de la próxima gran revolución en el sector de la medicina. Las ventajas de esta tecnología son infinitas en numerosos campos, pero especialmente en lo que afecta al sector de la salud. Fundamentalmente, gracias a los procesos de las tecnologías cuánticas informáticas, problemas que requerían días, meses o años enteros para ser resueltos, ahora tan solo serán cuestión de segundos.

La unión de física cuántica y tecnología cuántica emplea la nanotecnología, la inteligencia artificial y especialmente la computación cuántica para procesar grandes volúmenes de datos, crear simulaciones, desarrollar fármacos a medida, manipular órganos a nivel molecular…

¿Qué aplicaciones en la medicina tiene la tecnología cuántica? ¿En qué se basa? ¿Qué nos puede deparar el futuro? En este artículo, vamos a analizar al detalle el nuevo paradigma de la tecnología cuántica en el campo sanitario.

5 tendencias de la sanidad en 2022

La ingeniería hospitalaria, seguridad eléctrica, la consumerización de la sanidad, la movilidad y la telemedicina, son algunos de los retos que marcarán el devenir de la salud global este año.

Como cada inicio de año, siempre es interesante hacer un análisis de las tendencias que nos encontraremos en el ámbito sanitario. Con la vista puesta en este 2022, en Ethko hemos detectado algunos de los principales ítems o elementos que serán determinantes en los centros hospitalarios. De entrada, no podemos dejar de lado la pandemia, que si bien ya no causa los mismos estragos que en 2020 e inicios de 2021, sí hay que tener en cuenta que se va a dar la transición de pandemia a endemia.

Habrá nuevos tratamiento y vacunas en el mercado y en el sector para hacer frente a la Covid-19. Al respecto, el refuerzo de la atención primaria es un sí o sí que, sin embargo, produce más incertidumbre que otra cosa. Este virus ya sabemos que se ha hecho persistente en miles de personas, cosa muy a tener en cuenta. Los fondos europeos para sanidad, el impacto de la salud mental… Los temas serán muchos y variados.

Sin embargo, sí podemos hablar de las 5 principales tendencias que marcarán la senda de la salud en 2022.

Ranking de los mejores hospitales

La pandemia del covid-19 ha llevado al límite a la sanidad española, y prácticamente a todas las de los países más afectados por el SARS-CoV-2. Las sucesivas olas de coronavirus han puesto en jaque y a prueba la Atención Primaria, los hospitales y, en suma, toda la estructura sanitaria.

Por eso, desde inicios de 2020, los centros hospitalarios han tenido la ocasión de mostrar sus fortalezas y debilidades, su grado de excelencia hospitalaria y la repercusión en el bienestar del paciente. Y cómo el dinero en impuestos y las cotizaciones repercuten en el individuo que costea su propia sanidad. Centros para salvar vidas, centros para vacunar, 2020 y 2021 han supuesto un antes y un después en todos los hospitales de España.

Por todo ello, es importante conocer cómo se estima cada año cuáles son los mejores hospitales de España, ya sean públicos o privados, especializados en una u otra área.

Repetidores de alarma

Los repetidores de alarmas actuales, además de su uso básico y lógico que es ‘chivarse’ de un error o posible situación problemática, han ido evolucionando para ayudar a actuar al personal médico. Y es que a menudo, los trabajadores sanitarios han considerado a esta alarma como un ‘incordio’ necesario, viendo como una molestia su requerido mantenimiento.

El hecho es que, con cierta frecuencia, el personal médico no ha sabido cómo actuar frente a estas alarmas. O simplemente desconocía la situación de riesgo que se estaba produciendo, sobre todo en las alarmas relacionadas con la seguridad eléctrica.

Pero actualmente, los repetidores de alarmas no solo proporcionan información adicional al personal médico, sino que indican qué hay que hacer en todo momento para solucionar la situación, o a quien hay que llamar. Con ellos, destacan también las pantallas táctiles en los paneles técnicos, por ejemplo en los quirófanos, lo que permite la visualización gráfica de la alarma con iconos y colores.

Perspectiva actual del gasto energético hospitalario

Mejorar la eficiencia en el consumo energético en los hospitales conlleva numerosas ventajas y es un aspecto crucial para el futuro de estos centros sanitarios en los próximos años.

El precio de la luz está disparando un 25% los costes energéticos de los hospitales. Esa es la realidad que están viviendo los centros sanitarios debido a la crisis global energética, que está encareciendo el precio de la luz a límites inabordables para numerosas personas y empresas. 

Según recoge Redacción Médica, los centros hospitalarios están atravesando momentos muy duros y de incertidumbre por el incremento interanual del precio de la luz del 25%. Según Sedisa, 100.000 euros es la factura mensual por consumo eléctrico de un hospital medio. Los hospitales gastan cada vez más energía porque asumen más y más actividades, y además el IVA que pagan y tributan es el 21%: no hay precio reducido para estas tarifas. 

Tal y como explican, buena parte de los centros sanitarios del país no tiene cerrado el precio de la electricidad. Esto hace que haya un aumento real sobre lo que pagan en cada factura. Máxime, teniendo en cuenta que el consumo energético de los hospitales ronda el 3% del total del país.

La robótica en los hospitales

Mediante la Inteligencia Artificial (IA), los robots en el campo médico están transformando la forma de realizar las cirugías, de limpiar, atender pacientes o desinfectar.

La robótica para el cuidado y asistencia de pacientes en los hospitales, para optimizar todos los procesos en que están implicados los profesionales sanitarios y para las propias operaciones quirúrgicas, es el presente y el futuro de la tecnología hospitalaria.

Los centros de salud, en la actualidad, tienen la opción prácticamente de disponer de robots en cualquier sala, ya sea en las zonas operatorias y quirúrgicas, las salas de espera, las habitaciones para los pacientes, áreas de limpieza…

La adaptación de la Inteligencia Artificial y la cirugía robótica a la industria clínica es un fenómeno imparable. Estos dispositivos, en el campo médico, están transformando la forma de realizar las cirugías, de limpiar, atender o desinfectar. Estos robots, durante la pandemia de COVID-19, se han desplegado a lo largo y ancho de hospitales y clínicas ofreciendo un rendimiento excelso.

Diseño biofílico en hospitales: la importancia de la luz natural en la salud de los pacientes

Lo cierto es que se está produciendo un cambio en el diseño de las instalaciones sanitarias. La funcionalidad, sin pasar a un segundo plano, ha dejado paso al paciente y su bienestar. Para lograrlo, una de las medidas más útiles, sencillas y con un mejor ratio coste-beneficio es el diseño biofílico.

Un ambiente bien distribuido y con aire fresco, con una buena proporción de aberturas al exterior y de buena iluminación natural, proporciona mejoras en la salud de los pacientes y del personal sanitario. Desde reducir el tiempo de hospitalización a disminuir la mortalidad del paciente, reducir el dolor, rebajar el estrés… Está demostrado que la conexión con la naturaleza alivia la ansiedad y optimiza las experiencias de usuarios, familiares y empleados sanitarios en los entornos de salud.