Tendencias en los hospitales del futuro: más tecnología para mejorar la asistencia y la eficiencia

Vivimos inmersos en una revolución tecnológica que parece no tener fin. Apenas nos hemos adaptado a una nueva tecnología cuando otra nueva asoma la cabeza. En el área de salud la adopción de nuevas tecnologías está cada vez más presente en todo tipo de centros sanitarios con un objetivo claro: ofrecer el mejor servicio a los pacientes. En este contexto, podemos vislumbrar ciertas tendencias y nuevas tecnologías que estarán presentes en los hospitales del futuro.

 

Tendencias y nuevas tecnologías que estarán presentes en los hospitales del futuro

 

Si pensamos en los hospitales del futuro, todos tenemos un mapa mental de cómo deberían ser: seguros, modernos, especializados, eficientes,… Son características a las que aspiran todos los centros sanitarios y que marcan la hoja de ruta en la que trabajan investigadores y expertos. Sin ir más lejos, ya en 2016 salía a la luz el informe El hospital del futuro. Un nuevo rol para los hospitales líderes en Europa, elaborado por la escuela de negocios IESE. 

Una de las conclusiones del documento ya apuntaba por aquel entonces a la necesidad de apostar por la innovación tecnológica de los procesos sanitarios a fin de mejorar la calidad y la eficiencia del sistema sanitario. Desde ETKHO queremos ir más allá y en este artículo nos preguntamos por las tendencias que veremos en los hospitales del futuro fruto de la investigación, los cambios sociales y la evolución natural del sistema de salud. 

 

 

Eficiencia energética y reducción del impacto medioambiental

La humanidad evoluciona a un ritmo imparable, caracterizada por un consumismo insaciable, lo que nos demuestra que la sostenibilidad no es una moda, sino un imperativo. 

En este contexto, conceptos como el de eficiencia energética, reducción del impacto ambiental, huella de carbono o consumo responsable hace tiempo que se han instalado entre nosotros. Las primeras veces fue en el entorno empresarial. Poco a poco, se ha ido trasladando también a la esfera doméstica, los servicios públicos y, por supuesto, también ha llegado al mundo sanitario. Un sector que, por su dependencia pública, el elevado coste de los tratamientos y la maquinaria, y por los recortes que ha sufrido en los últimos años, necesita ser más eficiente que nunca. 

Como si de una empresa se tratara, en los hospitales del futuro existirán unas metas u objetivos y también un control de los mismos para la reducción de gastos. La gestión de la energía, por ejemplo, es vital a la hora de conseguir que el propio edificio del centro sanitario sea rentable, sobretodo si hablamos de hospitales que, por sus dimensiones y el material médico, utilizan el doble de energía que otro tipo de edificios comerciales. 

Alcanzar la eficiencia energética en los hospitales del futuro, por lo tanto, requiere un firme compromiso y desarrollo de mejores prácticas. En este sentido, el primer paso sería revisar toda la maquinaria del centro y, cuando sea necesario, cambiarla por equipos más eficientes y de bajo consumo. 

Un buen mantenimiento y uso de los equipos médicos también ayudará a reducir el consumo de energía. En este sentido, también la formación y sensibilización del personal que trabaja en el centro hospitalario es vital para lograr la eficiencia energética.

En este contexto, cabe destacar por ejemplo la labor del hospital más sostenible de EspañaHospital Fraternidad-Muprespa Habana en Madrid, título que ha conseguido gracias a diferentes acciones:

  • Recuperación y tratamiento de aguas reciclables. 
  • Aislamiento térmico y acústico.
  • Elección de luminarias de bajo consumo. 
  • Uso de tecnología digital.

 

Este hospital ha ido un paso más allá y cuenta, por ejemplo, con un techo solar fotovoltaico. Además, gracias a la ubicación del edificio se puede decir que contribuye a la sostenibilidad urbana del entorno en el que se encuentra ya que es céntrico, accesible y está cerca de diferentes formas de transporte público. 

 

 

 

Seguridad clínica

Según datos de un Estudio Nacional sobre los Efectos Adversos ligados a la Hospitalización (ENEAS 2005), el 8,4% de los pacientes que ingresan en un hospital en España sufre un evento adverso. Para mejorar la situación actual en relación a la asistencia y seguridad del paciente hay que trabajar para ofrecer una asistencia sin fallos ni eventos adversos. 

Se trata de una exigencia no solo ética, también de tipo económica si tenemos en cuenta la eficiencia de la labor hospitalaria. La asistencia al paciente sin daños ni eventos adversos conduce a un menor uso de los recursos y por lo tanto a un ahorro en el coste, es decir, una mayor eficiencia tanto clínica como económica. 

Para mejorar la seguridad clínica de cualquier hospital o centro sanitario, el primer paso es realizar un análisis del estado de la misma por parte de un equipo profesional como los consultores de ETKHO. A través de nuestro servicio de asesoramientos, nuestros especialistas en seguridad eléctrica pueden evaluar las instalaciones existentes a fin de detectar fallos, debilitados, riesgos potenciales y también ofrecer soluciones más seguras y sostenibles.

 

Los hospitales del futuro deben ofrecer una asistencia sin fallos ni eventos adversos

 

 

Inteligencia artificial

Si hay algo que revolucionará los hospitales del futuro es la inteligencia artificial (IA). Sin innovación tecnológica no podemos hablar de hospitales del futuro. De hecho, la tecnología se convertirá en una herramienta más del equipo médico y la asistencia a los pacientes. 

Una de las áreas en las que está creciendo el interés por la inteligencia artificial es la radiología. De hecho, se están realizando estudios con ordenadores entrenados para interpretar imágenes, aunque todavía hay mucho camino por recorrer antes de apostar por la automatización con máquinas en los hospitales y el cuidado asistencial. 

Otra baza que facilita la inteligencia artificial en el ámbito de la salud es la reducción del tiempo para tareas administrativas como programación de consultas o inscripción de pacientes. También se está estudiando el uso de la IA en los hospitales del futuro para:

 

  • Reconocer el habla y facilitar a los proveedores la transcripción de la conversación entre médico y paciente, registrando las notas pertinentes y facilitando que el médico pueda dedicar más tiempo al trato humano y análisis de la salud del paciente. 
  • Facilitar el diagnóstico: El reconocimiento facial a través de dispositivos móviles puede ser una de las aplicaciones de la inteligencia artificial que veamos en los hospitales del futuro. Gracias al reconocimiento facial, se puede agilizar, por ejemplo, la detección de padecimientos de tipo dermatológico. 
  • Recetas e historial en formato electrónico: ¿Cuántas veces no entender la letra del médico ha sido un problema? Por suerte, gracias a la tecnología cada vez más se utilizan ordenadores y los médicos no tienen necesidad de escribir. En este sentido, en los hospitales del futuro la prescripción de recetas será online, mediante códigos más fáciles de utilizar. En la misma línea, la posibilidad de consultar el historial electrónico también agiliza la labor del equipo médico.
  • Terapias con realidad virtual: Ya se está produciendo en lugares de Estados Unidos donde se usan terapias digitales para tratar fobias, mejorar la calidad del sueño, o controlar la obesidad entre los adolescentes y a los pacientes con diabetes tipo II. 

 

 

La inteligencia artificial (IA) revolucionará los hospitales del futuro

 

 

El rol de la seguridad eléctrica en los hospitales del futuro

Tal y como hemos podido ver a lo largo de este artículo, la tecnología tendrá un papel protagonista en el desarrollo de las nuevas tecnologías de los hospitales del futuro. 

Los centros sanitarios estarán cada vez más digitalizados y el uso de la tecnología formará parte de todos los procesos: desde tareas administrativas hasta evaluación del estado del paciente, realización de operaciones quirúrgicas, control y cuidado de la salud, etc. En este contexto, garantizar la seguridad eléctrica en los hospitales del futuro es un imperativo que no podemos pasar por alto.

Si en la actualidad, un fallo eléctrico puede redundar en una mala asistencia médica y perjudicar al paciente, en los hospitales del futuro cualquier evento adverso a nivel eléctrico puede ser provocar un desastre sanitario ya que, en cierta manera, los hospitales del futuro, debido al uso de la tecnología, serán más dependientes que nunca de la energía y los sistemas eléctricos. 

Para tener la tranquilidad de que nada altere esta dependencia energética, es importante disponer de equipamiento y servicios de seguridad eléctrica. Así, en ETKHO somos especialistas y proveedores en soluciones tecnológicas para la seguridad eléctrica hospitalaria tales como sistemas de alimentación ininterrumpida, conexiones de tierra, paneles hospitalarios de tomas eléctricas o baterías y transformadores de uso médico. En línea al compromiso de ETKHO con la sostenibilidad y el medioambiente, todos estos productos son de bajo consumo.

En definitiva, en los hospitales del futuro,  eficiencia clínica y económica, uso de la tecnología y seguridad clínica van de la mano. A mayor uso de la tecnología, mayor eficiencia y mayor necesidad de seguridad eléctrica. Y, al mismo tiempo, mientras más trabajemos en la seguridad clínica y en una mejor asistencia, el hospital se enfrentará a menos situaciones adversas, por lo tanto, logrará reducir costes, lo que supondrá también un beneficio para los pacientes y para la sostenibilidad del sistema sanitario.

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar