Suministro eléctrico en hospitales

Suministro eléctrico en hospitales: áreas esenciales y posibilidades de mejora

Un hospital tiene pacientes y necesita, entre otras muchos recursos, médicos, medicinas, maquinaria y, por supuesto, un buen suministro eléctrico. Aunque hoy en día la tecnología y la electricidad están presentes en todos los ámbitos y secciones de un hospital o centro sanitario, lo más habitual es que los sistemas de seguridad eléctrica hospitalaria estén especialmente enfocados en las áreas más críticas. Sin embargo, hay otras áreas donde las posibilidades de mejora son patentes.

 

El suministro eléctrico en hospitales

Aunque cuando hablamos de hospitales, lo primero que aparece por nuestra mente son los médicos, hay aspectos esenciales que van más allá del equipo humano de un centro sanitario. Nos referimos a la importancia del suministro eléctrico en los hospitales. 

Hoy en día la gran mayoría de la maquinaria médica de un hospital funciona con energía eléctrica por lo que un fallo de esta naturaleza o la falta de energía puede poner en peligro la vida de los pacientes. Por lo tanto, la energía hospitalaria y la seguridad eléctricas son dos aspectos de vital importancia para el correcto funcionamiento de este tipo de centros de salud, especialmente en las áreas más críticas, aquellas en las que se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas o, por ejemplo, la Unidad de Cuidados Intensivos.

 

Suministro eléctrico en hospitales: áreas esenciales y posibilidades de mejora

 

Áreas críticas

Entendemos por áreas críticas aquellos espacios de los hospitales donde se produce una asistencia sanitaria en la que el riesgo es alto. Por ejemplo: quirófanos, urgencias, salas blancas, habitaciones de aislamientos, UCI…

Para mantener la seguridad eléctrica hospitalaria de estas zonas existen diversos elementos que protegen y garantizan el suministro eléctrico. Son, por ejemplo, los sistemas de alimentación IT, los sistemas de alimentación ininterrumpida o las conexiones de tierra, entre otros. 

 

 

El suministro eléctrico en hospitales, de vital importancia en áreas críticas

 

 

Zonas donde mejorar el suministro eléctrico en hospitales

Hace bastantes años ya que la tecnología nos ha cambiado la vida y ha irrumpido en todos los sectores, también en el sanitario. 

En los hospitales esta transformación digital es un proceso lento que ha ayudado a optimizar la gestión hospitalaria y todos los procesos, aunque al igual que pasa en el resto de ámbitos, los hospitales son ahora más dependientes de la tecnología que antaño. Sin embargo, todavía existen algunas secciones o ámbitos de los hospitales con muchas oportunidades de mejora en lo que a suministro eléctrico se refiere, especialmente la iluminación y los sistemas de ventilación y climatización.

El sector hospitalario, en funcionamiento 24 horas al día los 365 días del año, es uno de los ámbitos de mayor consumo energético. Para poder ofrecer cifras concretas, cogeremos el ejemplo del Hospital de Manises, en Valencia. Su consumo eléctrico en 2018 fue de cerca de 9 millones de kWh, pero gracias a un plan de eficacia y eficiencia energética, en 2019 logró reducir este consumo algo más de 1 millón de kWh.

 

 

 

Iluminación

La iluminación de los hospitales concentra gran parte del consumo eléctrico de estos complejos sanitarios. En este sentido, para mejorar el suministro eléctrico en la iluminación de los hospitales se recomienda instalar lámparas de bajo consumo como, por ejemplo, las luces LED. Si bien su coste es mayor, a largo plazo la inversión resulta más rentable ya que son mucho más eficientes que otro tipos de luminarias. 

Por otra parte, para realizar un consumo responsable de la luz es importante contar con sistemas de regulación y control, además de concienciar al equipo humano sobre el buen uso de la energía eléctrica.

 

 

Climatización

El sistema de climatización es uno de los más importantes en los hospitales ya que su aplicación va más allá de la creación de un entorno confortable. La climatización hospitalaria sirve también para:

  • Reducir microorganismos, polvos, olores.
  • Mantener estable la temperatura.
  • Mantener un nivel alto de ventilación.
  • Proteger el personal que trabaja en el centro. 
  • Controlar el flujo y la dirección del aire. 

 

Gracias a un sistema de comunicación y climatización es posible detectar la temperatura en todos las zonas del hospital, detectar posibles fugas o averías, etc. En este sentido, resulta de vital importancia el mantenimiento y revisión constante del sistema de climatización no solo para garantizar su uso sino también para ser capaz de ahorrar el suministro de energía eléctrica hospitalaria. 

 

 

Ventilación

Al igual que la climatización, la ventilación es otro de los componentes más relevantes para el buen funcionamiento de un hospital. Aunque la ventilación natural es una gran alternativa para ahorrar y reducir un mínimo la dependencia del suministro eléctrico, para tener total tranquilidad respecto al funcionamiento de los sistemas de ventilación es importante estar al día en cuanto al mantenimiento de estos componentes. 

La revisión de la ventilación en un hospital sirve para detectar posibles obstrucciones, fugas o problemas que repercuten en el consumo energético.

 

 

Dispositivos electrónicos para el registro de datos

Una de las formas más sencillas de llevar a cabo la transformación digital de los hospitales es digitalizando los registros médicos en formato papel. Para ello, los sistemas informáticos de los hospitales requieren contar con un software apto para la atención médica. En este sentido, el suministro eléctrico en los hospitales también debe garantizar el acceso al historial clínico de un paciente desde cualquier parte del hospital y en cualquier momento. 

Por otra parte, tampoco hay que olvidar la importancia de que los registros médicos se almacenen de forma segura ya que contienen información confidencial de los pacientes. 

Desde un punto de vista de la seguridad eléctrica hospitalaria, hay que tener en cuenta que el equipo informático envejece con los años y, por ejemplo, afecta a la batería, cuya duración se reduce. Por lo tanto, es importante contar con instalaciones que proporcionen electricidad a los equipos de forma inalámbrica o incluso ante eventos adversos.

 

El suministro eléctrico en hospitales es importante en laboratorios o áreas de recogida de datos

 

 

Habitaciones de los pacientes

Es uno de los espacios básicos en los hospitales y es importante que estén adaptados y sean lugares confortables tanto para el paciente como para los familiares que suelen acompañarlos. 

Las habitaciones suelen disponer de televisión o aire acondicionado, pero también es importante que tengan opciones de energía disponibles para, por ejemplo, cargar sus dispositivos o teléfonos móviles ya que hoy en día el smartphone nos suele acompañar 24 horas al día.

 

 

Herramientas quirúrgicas

Gran parte de la maquinaria hospitalaria y de las herramientas quirúrgicas disponibles en los hospitales depende de la energía eléctrica. En una sala de operaciones, equipos como las lámparas, por ejemplo, permanecen conectados a la electricidad para poder utilizarlos.

 

 

 

Seguridad eléctrica hospitalaria

Todo lo mencionado a lo largo de este artículo nos dibuja una panorámica sobre la importancia del suministro eléctrico en hospitales y las consecuencias de un evento adverso o un corte en la transferencia de energía en un centro sanitario. 

En este contexto, contar con suministro constante y a prueba de cualquier tipo de adversidad es imprescindible para el buen funcionamiento de un hospital. 

Los hospitales apuestan por contar con sistemas de seguridad eléctrica hospitalaria que garantizan el acceso a la energía en cualquier circunstancia. Todo ello gracias al asesoramiento de expertos en seguridad eléctrica hospitalaria que, según la zona del hospital y el objetivo recomendarán, por ejemplo. productos como los sistemas de alimentación ininterrumpida, las conexiones de tierra o las baterías y transformadores de uso. 

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar