Respiradores artificiales para pacientes COVID-19

Entre los instrumentos o aparatos indispensables hoy día para la salud, están los respiraderos artificiales para pacientes COVID-19.

 

Esto nos ha motivado a escribir sobre qué son, cómo funcionan, qué tipo de respiradores artificiales existen. Pero además, creemos conveniente hablarte sobre la seguridad eléctrica para garantizar el buen funcionamiento de los centros de salud.

 

¿Qué son los respiradores artificiales para pacientes?

Son sencillamente ventiladores mecánicos para pacientes con insuficiencias respiratorias. Un respirador artificial es una máquina que se acciona de forma eléctrica, por eso la importancia de contar con buena seguridad eléctrica para que las instalaciones hospitalarias en áreas críticas pueden responder eficazmente ante la demanda eléctrica de estos aparatos.

El respirador artificial cuenta con un microprocesador que permite su control, y éste puede ser de tipo:

  • Electromagnético
  • Neumático

 

El mismo sustituye la ventilación pulmonar espontánea, por una ventilación mecánica para así ayudar a las personas con insuficiencia respiratoria, sea ésta aguda o crónica. 

La insuficiencia respiratoria es uno de los síntomas que pueden afectar a los pacientes con COVID-19.

 

 

¿Cómo funcionan estos respiradores artificiales?

El respirador tiene un sistema de presión de aire y sus controles para poder operarlo. El oxígeno fluye hacia el paciente, y de él fluye dióxido de carbono. 

El aire es suministrado al paciente mediante un tubo, a través de las vías respiratorias. Además, tiene humidificador, con éste es posible regular el aire adaptándolo a la temperatura corporal de la persona.

De igual forma, el respirador artificial es capaz de reproducir sonido y activar una alarma para alertar al equipo de atención médica, si fuera necesario realizar un cambio o arreglarlo. 

Se puede resumir su funcionamiento de la siguiente manera:

  • Usa una turbina como generadora del flujo de aire
  • Se conecta a la corriente eléctrica
  • También a una toma de oxígeno y otra de aire
  • Realiza una mezcla de gases para introducir aire a los pulmones con la concentración de oxígeno necesaria
  • La mezcla de gases es insuflada al paciente a una presión superior a la atmosférica 

 

 

 

Es importante tener en cuenta que los respiradores artificiales se usan en primer lugar para pacientes que están en Cuidados Intensivos (UCI), pero también pueden encontrarse portátiles, y se habilitan respiradores artificiales para ambulancias y urgencias.

También hay respiradores artificiales para uso en casa. 

Ahora bien, en una UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), o en cualquier otra área crítica de un centro hospitalario donde se le dé uso a respiradores artificiales para los pacientes, es necesario contar con un sistema de seguridad eléctrica que evite cualquier tipo de problema o fallo en el funcionamiento de los mismos.

 

 

¿Para qué y cuándo se usan?

Este tipo de ventilador mecánico se necesita cuando una persona no puede respirar por su cuenta, a causa de la gravedad de su estado. 

Se usa específicamente para tres propósitos:

 

  1. El primero de ellos es para constatar que el paciente sí esté recibiendo suficiente oxígeno, al mismo tiempo que elimina el dióxido de carbono.
  2. En segundo lugar, se usa después de una cirugía, cuando un paciente necesita apoyo para respirar una vez que ha recibido un medicamento que cause sueño y todavía no se haya normalizado su respiración.
  3. Por último, si una persona padece de una enfermedad o lesión y esto le genera dificultad para respirar, como sucede con el COVID-19, también necesita un respirador artificial. En este caso puede ser por corto tiempo, por algunas horas, días o semanas.

 

Sin embargo, hay enfermedades o lesiones que pueden provocar la necesidad del uso de respiradores artificiales por meses e incluso años.

 

 

Tipos de respiradores artificiales

Existen dos tipos: 

 

  • INVASIVOS
    Los nos invasivos son los que se aplican a los pacientes que presentan problemas respiratorios con menor gravedad, solo se les coloca una mascarilla ajustada a la boca y nariz, y así respiran sin problemas.

 

  • NO INVASIVOS
    En cuanto a los invasivos, son los que se usan cuando se trata de problemas de mayor gravedad. En este caso, se hace una intubación a través de la tráquea.

 

 

Importancia de la seguridad eléctrica para casos de uso de respiradores artificiales

Para un mejor funcionamiento de los respiradores artificiales, y toda la unidad hospitalaria, es importante contar con la evaluación, diagnóstico y asesoría de expertos en seguridad eléctrica hospitalaria, que además puedan proveer de una estrategia y su respectiva implementación para la optimización de tan importante aspecto.

Lo que se hace en estos casos, es verificar que los respiradores no causan ningún tipo de interferencias, de manera que no afecten otros equipos de la UCI. 

 

 

De igual forma se garantiza que éstos puedan ser capaces de soportar efectivamente otras interferencias que puedan ocurrir en el entorno. Se minimizan los riesgos eléctricos, y se constata que no se dé un mal uso o calentamiento del sistema eléctrico. 

Por otra parte, hay que considerar que, en el caso específico de los respiradores artificiales, es necesario un chequeo desde el punto de vista funcional, lo que significa aplicar comprobaciones a los sensores de medición de los mismos, para tener seguridad sobre la precisión y que haya una regulación adecuada de la cantidad de aire que requieren los pacientes.

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar