Funcionamiento de una sala de control de quirófanos: dispositivos de seguridad clave en la supervisión

El vigilante y multirrepetidor de vigilante de aislamiento, junto a los repetidores de alarma, son elementos fundamentales en la seguridad, control y supervisión de las salas de operaciones.

 

 

 

La seguridad en la sala de operaciones y control de quirófanos es uno de los pilares para el buen funcionamiento de las intervenciones, así como para garantizar su éxito. 

Es igual de importante que el personal médico conozca las características, riesgos y soluciones en seguridad como disponer de los mejores dispositivos y elementos para que nada interrumpa una operación/intervención. 

Es preciso que el personal sanitario tenga un conocimiento suficiente del buen uso de los instrumentos y aparatos utilizados en el quirófano, especialmente los eléctricos, y en especial de cómo subsanar los posibles errores de funcionamiento y/o accidentes que puedan ocurrir.

Al respecto, los sistemas para la automatización y control de quirófanos han ido abriendo un universo de nuevas posibilidades. 

 

“Estos sistemas permiten, desde una estación o comando central, que el personal quirúrgico realice numerosas tareas de manera más eficiente, entre ellas el control de la seguridad en los quirófanos.”

 

 

 

 

Principios de la seguridad eléctrica en los quirófanos

 

  • Los fallos de aislamiento no deben ocasionar fallos del suministro eléctrico.
  • Se debe garantizar la monitorización permanente del suministro eléctrico.
  • Las reparaciones de fallos deben poderse planificar anticipadamente.
  • Es preciso reducir a un nivel no crítico las corrientes de fallo en un sistema eléctrico.

 

Por otro lado, y de cara a los riesgos, contar en las salas de control de quirófanos con dispositivos de seguridad clave en la supervisión supone, a la práctica:

 

  • Reducir al mínimo las posibilidades de incendios en quirófano, cuya incidencia es muy baja pero de graves consecuencias.
  • Lesiones térmicas accidentales
  • Reducir las complicaciones en el uso de la electrocirugía.
  • Evitar que las corrientes de fuga afecten a los pacientes.

 

 

Dispositivos de seguridad en los quirófanos

En los quirófanos y salas de intervención hay que tener muy en cuenta distintos elementos, dispositivos y equipos que son imprescindibles para la buena labor del personal médico. En especial los relacionados con la instalación eléctrica, que es uno de los puntos más importantes de estas áreas: 

 

  • Puesta a tierra de protección.
  • Conexión de equipotencialidad.
  • Protección diferencial y contra sobreintensidades.
  • Empleo de muy baja tensión de seguridad.
  • Suministros complementarios (baterías).
  • Transformadores de aislamiento.

 

 

Vigilante de aislamiento

Siendo obligatorio el empleo de transformadores de aislamiento o de separación de circuitos, al menos uno por cada quirófano o sala de intervención, el vigilante y multirrepetidor de vigilante de aislamiento son también dispositivos de seguridad imprescindibles en la supervisión. 

En las salas de control de quirófano se debe disponer a su vez de un cuadro de mando y protección, fácilmente accesible y en sus inmediaciones. El cuadro incluye la protección contra sobreintensidades, el transformador de aislamiento y el dispositivo de vigilancia del nivel de aislamiento.

Vigilante de aislamiento ETKHO ES 1000

 

El objetivo es incrementar la fiabilidad de la alimentación eléctrica a los equipos en que una interrupción del suministro puede hacer peligrar al paciente o al personal implicado, y para limitar las corrientes de fuga que pudieran producirse.

Los vigilantes de aislamiento, esos relés que se encargan de vigilar la resistencia de aislamiento en los sistemas IT, también vigilan la corriente de fuga o diferencial, tanto en sistemas aterrizados como TB y TT. 

Esto supone en la práctica que las alarmas de los vigilantes de aislamientos son las que permiten saber el estado del equipo antes de que suceda alguna falla a tierra. Un elemento crucial para prevenir los cortocircuitos en el sistema eléctrico de un hospital, en especial de una sala de control de quirófano.

No en vano, sin aislamiento eléctrico pueden ocurrir fallos en el funcionamiento de los equipos eléctricos de unidades críticas, lo que podría dañar a los pacientes. Es en estas áreas más necesario si cabe que los aparatos y equipos eléctricos sean sometidos a pruebas de forma regular, para ver que los vigilantes de aislamiento funcionen bien.

Multirepetidor de vigilante de aislamiento ETKHO MRP 249-2

 

 

 

Repetidores de alarma

Para optimizar el sistema eléctrico en las salas de control y en los quirófanos, hay que disponer de un sistema y unos dispositivos que detecten las fugas de aislamiento y faciliten su rápida solución. Ya sabemos que la seguridad eléctrica en los quirófanos es un asunto que merece la máxima atención. 

Uno de los elementos que más hay que tener en cuenta es la continuidad de flujos de energía, cuya finalidad es mantener de forma óptima la red de flujos eléctricos y proteger al paciente, personal médico, equipos e instalaciones. Evitar las corrientes de fuga y subsanarlas si se producen con la máxima premura y garantías. Un asunto que ha ganado todavía más notoriedad tras la pandemia de Covid-19. 

Al respecto, los sistemas eléctricos aislados de Etkho ofrecen la ventaja de permitir la detección rápida de problemas, haciendo que los sistemas sigan en funcionamiento más allá de simples fallas. Estos monitores, por ejemplo, monitorizan la corriente y avisan mediante un amplio rango de alarmas sobre sobrecargas y temperatura del transformador, bajo o alto voltaje, etc. Así, cuando se origina una alarma, es primordial disponer de sistemas de localización del circuito de salida en el que se está produciendo la fuga de aislamiento.

Cuando hay una situación de riesgo, en el interior del quirófano se activa una alarma para avisar al personal médico, para a continuación actuar según el estado del procedimiento médico y del paciente. 

Pero a menudo el personal médico considera esta alarma una molestia y un problema de mantenimiento a solucionar posteriormente. La realidad es que, en muchas ocasiones, el personal médico no sabe cómo actuar frente a estas alarmas. O quizá desconoce la situación de riesgo que se está produciendo, sobre todo en las alarmas relativas a la seguridad eléctrica.

De ahí la importancia de la óptima gestión de los repetidores de alarmas técnicas en áreas críticas.

Los repetidores de alarmas, además de proporcionar información adicional al personal médico, indican qué hay que hacer o a quien hay que llamar. Junto a ellos destaca el uso de pantallas táctiles en los paneles técnicos de los quirófanos, permitiendo la visualización gráfica de la alarma con iconos y colores.

 


Repetidor de alarma ETKHO TDS 149-2

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar