Paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas: qué son, para qué sirven y beneficios

En los hospitales y centros sanitarios, cada máquina tiene su misión u objetivo. En el caso de los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas, ayudan a prevenir y evitar tensiones de contacto dentro de las áreas médicas críticas. La posibilidad de descargas eléctricas originadas en una deficiente puesta a tierra de los equipos es uno de los grandes riesgos a los que se enfrentan pacientes y personal sanitario. Por ello, es fundamental contar con la tecnología sanitaria adecuada, sobre todo con los dispositivos que garantizan el perfecto funcionamiento de la electromedicina.

 

Según el estudio Perfil tecnológico hospitalario y propuestas para la renovación de tecnologías sanitarias, el 50% de los equipos tecnológicos de los hospitales del Sistema Nacional de Salud tienen más de 10 años. Es decir, que en España 1 de cada 2 equipos tecnológico-sanitarios está obsoleto, con los consiguientes riesgos que este hecho conlleva tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. 

El estudio, elaborado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), con la colaboración de empresas del sector de Tecnología y Sistemas de Información Clínica, habla a las claras de la necesidad de contar en los hospitales no solo con un equipo humano excepcional, sino también con una maquinaria básica y avanzada. 

No en vano, los hospitales y centros sanitarios suelen tener a su disposición los equipos médicos más innovadores, algo que les garantiza y ayuda a estar preparado para manejar, en cada momento y bajo cualquier circunstancia, cualquier tipo de necesidad sanitaria. Por lo tanto, un buen tratamiento médico en los hospitales pasa por proporcionar atención completa, y para ello hay que contar con todos los equipos médicos adecuados.

En este contexto, y siempre sin perder de vista la seguridad eléctrica hospitalaria, es cuando entran en juego los paneles hospitalarios de tomas de tierras y tomas eléctricas.

 

 

 

¿Qué son los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas?

La medicina moderna incluye una completa gama de equipamiento técnico cada vez más sofisticado, pensando en la monitorización, diagnóstico y terapia de los pacientes. 

La “electromedicina” alude a estas actividades a partir de dispositivos como monitores de electrocardiograma, aparatos de rayos X o desfibriladores. Sin embargo, más allá de sus notables beneficios también hay que tener en cuenta los riesgos a los que se enfrentan tanto pacientes como personal sanitario. 

La posibilidad de cortes de suministro energético o de descargas eléctricas originadas en una deficiente puesta a tierra de los equipos son algunos de los riesgos más comunes. En este sentido, los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas son fundamentales para ayudar a prevenir tensiones de contacto dentro de los hospitales y, muy especialmente, en quirófanos, UCI o, en general, áreas críticas hospitalarias.

Uno de los elementos que ayudan a los hospitales a mantener en funcionamiento todas las unidades quirúrgicas de un hospital son los enchufes eléctricos y las barras de conexión equipotencial. Estos elementos se instalan sobre paneles empotrados, con configuraciones mixtas, según la necesidad de la instalación eléctrica particular. 

Se trata de un panel esencial para crear el mismo potencial, permitiendo que los cables de tierra sean lo más cortos posible, con el objetivo de conseguir una impedancia <0.1OΩ, desde cualquier parte metálica del área médica al panel de embarrado de tierra.

 

“Los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas son fundamentales para ayudar a prevenir tensiones de contacto dentro de los hospitales y, muy especialmente, en quirófanos, UCI o, en general, áreas críticas hospitalarias.

 

 

 

Para qué sirven y cómo funcionan los paneles hospitalarios

El objetivo principal de los paneles hospitalarios de tierra y de las tomas eléctricas es limitar la tensión que en cierto momento puedan presentar las masas metálicas. 

Por otra parte, también permiten asegurar la actuación de las protecciones y eliminar o reducir el riesgo que supone una avería en el material utilizado. 

En suma, estos paneles configurables son principalmente uniones metálicas directas entre determinados elementos de una instalación y uno o más electrodos enterrados en el suelo con la finalidad de facilitar el paso de las corrientes de defecto y garantizar la actuación de los elementos de protección. 

Los paneles se fabrican en acero inoxidable, con diferentes configuraciones dependiendo de la necesidad del área crítica médica:

  • Número de tomas eléctricas
  • Tipo y modelo de toma eléctrica
  • Otros componentes (conexiones de comunicación, conexiones RX, indicadores remotos de alarma…)
  • Número de tomas equipotenciales

 

Además, es importante recalcar que cualquier panel cuenta con la opción de instalación de superficie y empotrado.

Es preciso insistir en la importancia que tienen los paneles hospitalarios de tierras, las tomas eléctricas y las barras de conexión equipotencial para las unidades quirúrgicas, UCI y áreas de cuidados críticos.  Dentro de los quirófanos, es clave e imprescindible mantener un suministro continuo de fluido eléctrico. ¿El motivo? Los numerosos dispositivos que no pueden ver interrumpido su funcionamiento. 

Los sistemas de alimentación aislados, formados por un transformador de aislamiento para usos médicos, suelen ser la solución. Funcionan sin dispositivos de corte que pudieran abrir el circuito tras una corriente de fuga a tierra. Son elementos a los que se unen sistemas de vigilancia de posibles fallos a tierra, capaces de avisar con antelación al primer fallo en el aislamiento. Así las cosas, todo el equipo de electromedicina en las unidades quirúrgicas debe cumplir con las pertinentes normas técnicas.

Por otro lado, en las salas de rayos X es vital que todos los conductores de protección de los aparatos conduzcan a un único punto común de toma de tierra, ramificándose en forma de árbol para que no se formen lazadas. 

Esto se debe a que en las salas de rayos X hay equipos eléctricos que se colocan cerca del corazón de los pacientes, por lo que en la formación de lazos mediante la conexión de ramificaciones, se pueden dar corrientes de fuga e interferencias en los circuitos electrónicos. En suma, todas las partes expuestas de un equipo radiológico deben estar conectadas a tierra para garantizar tanto su seguridad como funcionamiento bajo cualquier tipo de circunstancia. . 

Finalmente en las UCI, cuando un paciente está conectado a una serie de aparatos, ya sea permanentemente (UVI por ejemplo) o temporalmente (salas de diagnóstico), es indispensable que la conexión a tierra de los diversos equipos sea a un punto común. Pues de esta forma se contribuye a dar seguridad al paciente. Es decir, toda la maquinaria eléctrica dentro del radio de alcance del paciente estará conectada a un mismo sistema de contacto a tierra.

 

 

Beneficios

Evitar los efectos no deseados de la corriente eléctrica siempre ha sido una meta de especial prioridad en las instalaciones hospitalarias y, sobre todo, en las situaciones en que el paciente se encuentra indefenso y especialmente expuesto.

Un paciente sedado o anestesiado no puede reaccionar frente a un contacto eléctrico. Pero, si además el contacto se produce de forma invasiva, sus efectos son más graves si cabe dado que la descarga eléctrica circulará con mayor facilidad hacia el corazón, pudiéndose producir desfibrilación cardiaca en el peor de los casos. 

Y es que, según los expertos, la segunda causa de incendios en los hospitales son los problemas eléctricos. Por otra parte, los equipos electrónicos/biométricos tienen una alta sensibilidad, lo que significa que pueden fallar si no cuentan con una construcción del sistema eléctrico de acuerdo a las normas de ingeniería hospitalaria.

 

“La principal virtud de los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas es su capacidad de prevenir tensiones de contacto dentro del área médica crítica.

 

En los quirófanos y las unidades de cuidados intensivos, principalmente, el tiempo y la fiabilidad absoluta de los sistemas eléctricos es de vital importancia. No en vano, cualquier beneficio obtenido gracias a los modernos conocimientos médicos y los equipos electromédicos de apoyo quedarían en nada, anulados, si se cae o se pierde el suministro eléctrico. 

De ahí la importancia de la seguridad eléctrica hospitalaria y todos los beneficios que aporta. La principal virtud de los paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas es su capacidad de prevenir tensiones de contacto dentro del área médica crítica.

Se trata de elementos que actúan para prevenir y proteger. El objetivo de la conexión a tierra es proteger aquellas partes metálicas que puedan quedar accesibles tanto al paciente como al personal sanitario. En suma, estos paneles hospitalarios de tierras y tomas eléctricas logran no convertirse en conductores de corriente de potencial peligrosamente alto en caso de avería de cualquier aparato de uso hospitalario. 

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar