Nuevos avances tecnológicos en medicina

Gracias a la tecnología, la medicina es cada día más eficiente y puede cuidar más y mejor de la salud de las personas. Al mismo tiempo, los avances tecnológicos facilitan la labor de los profesionales médicos, reduciendo las listas de espera o el error humano. Inteligencia artificial, big data, aplicaciones móviles para la salud… los nuevos avances tecnológicos en la medicina han llegado para mejorar nuestras vidas y la salud de todo el planeta.

 

La tecnología evoluciona y avanza tan rápido que la humanidad siempre irá por detrás. No hemos acabado de implementar nuevos avances tecnológicos en la medicina, cuando ya están apareciendo nuevas tendencias revolucionarias.

En el ámbito de la salud y la sanidad cualquier innovación tecnológica tiene el foco en mejorar la vida de los pacientes al mismo tiempo que facilitar la labor realizada por los especialistas médicos. Por eso, cuando hablamos de nuevas tecnologías en el sector salud podemos mencionar desde aplicaciones móviles hasta el big data, pasando por software médico que cambia la forma tanto de hacer ciencia como de desarrollar la medicina.

 

Beneficios de las nuevas tecnologías en medicina

No cabe duda alguna de que la tecnología en la medicina… salva vidas, además de mejorar la salud y facilitar que el sistema sanitario funcione de forma más eficaz y sostenible. Por todo ello, la tecnología médica comporta toda una serie de ventajas tanto para los pacientes como para los profesionales médicos. 

En las últimas décadas se han producido grandes avances tecnológicos en la medicina gracias a los que, entre otras cosas, ha sido posible:

  • Ofrecer y obtener diagnósticos de un paciente de forma mucho más rápida y precisa.
  • Desarrollar tratamientos médicos mucho más efectivos y personalizados. 
  • Facilitar la investigación y la realización de estudios clínicos más complejos.

 

Por otra parte, no hay que pasar por alto las grandes ventajas, a nivel económico, de la tecnología en el ámbito de la salud.

“La tecnología en la medicina salva vidas, además de mejorar la salud y facilitar que el sistema sanitario funcione de forma más eficaz y sostenible.

 

Además de lograr que el sistema sanitario sea más eficaz, otras de las grandes ventajas de la innovación tecnológica en salud es que se trata de un activo financiero con mucho potencial para generar beneficios económicos. 

Por todo ello, empresas de todo el mundo, Gobiernos, startups, etc trabajan para promover los avances tecnológicos en la salud, no solo a fin de mejorar la vida de las personas mediante técnicas innovadoras, también como una forma de generar riqueza, empleo, etc.

 

 

Innovación tecnológica para el sector salud en 2021

Durante la pandemia hemos visto como el ámbito de la salud ha dado un importante salto para digitalizar la medicina y poder atender a los pacientes incluso estando confinados. 2020 ha sido, de alguna manera, el año de la telemedicina, el impulso que le faltaba al sector para llevar su transformación digital un paso más allá.

 

Apps móviles

Con la aparición e incremento de cada vez más aplicaciones móviles relacionadas con la salud se ha popularizado también el concepto mHealth. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo define como “la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes digitales y otros dispositivos inalámbricos”.

La preocupación por llevar un estilo de vida sano y saludable junto con el uso intensivo de los smartphones que hacemos hoy en día ha provocado el desarrollo de infinidad de aplicaciones móviles para el cuidado de la salud. Desde apps para hacer deporte o gestionar la dieta semanal hasta otras aplicaciones que permiten hacer un seguimiento de enfermedades como pueden ser la diabetes o la epilepsia.

En 2020, además, también hemos visto cómo las aplicaciones móviles servían para luchar contra el coronavirus realizando por móvil un control de contagiados y ofreciendo también asistencia médica a través de los smartphones. En definitiva, la pandemia ha impulsado el desarrollo y los nuevos avances tecnológicos en medicina y así seguirá siendo durante 2021.

 

Automatización de procesos robóticos (RPA)

Se trata de automatizar, mediante un software empresarial, la atención médica. De esta forma, es posible establecer categorías, programar citas, añadir datos y, en definitiva, realizar gestiones de administración médica de forma mucho más ágil, rápida y eficiente.

 

Ciudades inteligentes

Podríamos pensar que las smart cities nada tienen que ver con el sector de la sanidad. Sin embargo, las ciudades inteligentes utilizan la tecnología para mejorar la vida de las personas y obtener datos sobre el estado de salud de la población. Por ejemplo, a través de los teléfonos móviles o las redes de sensores, es posible gestionar mejor la densidad de población o reducir la contaminación, aspectos que sin duda repercuten en la salud ambiental de una sociedad.

 

Telemedicina

El salto que ha dado la atención médica virtual durante la pandemia ya no volverá atrás. Para evitar posibles contagios, un año después de la primera ola del coronavirus, la atención médica primaria no ha vuelto a la normalidad y muchos centros de salud realizan la primera consulta de forma virtual o telefónica.

En este contexto, también cabe destacar que el confinamiento ha dado lugar a un incremento de problemas de salud mental como la ansiedad, la depresión o el insomnio. En la mayoría de casos, el apoyo para la salud mental será de forma virtual.

 

Otras nuevas tecnologías

Más allá de los avances tecnológicos en la medicina que se han llevado a cabo en 2020 y se esperan en 2021, también hay algunas tecnologías innovadoras que llevan años con presencia en el sector de la salud. 

 

Inteligencia artificial

Cuando hablamos de inteligencia artificial en el ámbito sanitario nos encontramos con dos aplicaciones:

  • Inteligencia artificial para el tratamiento y procesamiento de datos: facilita la creación de soluciones mediante un algoritmo que se aplica a la atención médica. Es decir, el algoritmo funciona como una red neuronal, como si fuera un cerebro, logrando así realizar análisis de probabilidades en función de los datos que está estudiando y, consecuentemente, ofrecer alternativas a tratamientos o recomendar el más idóneo. 
  • Inteligencia artificial para el software de reconocimiento de imágenes o patrones visuales. En este caso, se utiliza al aprendizaje profundo que ofrece la inteligencia artificial para que la tecnología puedan reconocer patrones, comparar y almacenar miles de imágenes y dar un diagnóstico tan rápido como preciso. 

 

Big Data

El big data ha marcado un antes y un después en todo el mundo y en todos los sectores, también en el sanitario y hospitalario. Gracias al big data los hospitales y centros de salud han mejorado y modernizado su gestión clínica, logrando así ofrecer una atención al paciente mucho más eficaz y agilizando los tiempos a la hora de realizar diagnósticos. 

Gracias al big data es posible:

  • Mejorar la comunicación entre los diferentes departamentos o centros médicos. Si hace años el paciente tenía que llevar la radiografía impresa al médico de cabecera, hoy en día el doctor la recibe al instante en su ordenador. 
  • Facilitar y mejorar la toma de decisiones. 
  • Ahorrar el coste en la compra de nuevos dispositivos ya que la actualización de cualquier software de uso médico, y cualquier software en general, suele ir a cargo del proveedor. 
  • Agilizar y hacer más accesible el acceso al historial clínico del paciente. 
  • Detectar nuevas necesidades y prioridades en la atención médica. 

 

 

Realidad aumentada

Aunque la mayoría piensa que su uso está más asociado a sectores como, por ejemplo, los videojuegos… la realidad aumentada también se está utilizando en la formación de los profesionales médicos. Gracias a esta tecnología, por ejemplo, se toman datos de una resonancia magnética y se transforman en imágenes en 3D que los estudiantes utilizan para estudiar y ver cómo interactúan los órganos del paciente como si fueran objetos reales. 

 

Impresión en 3D

Hoy en día la impresión 3D también tiene aplicación en el mundo de la salud. Por ejemplo, se utiliza para crear medicamentos personalizados para cada paciente en función de su edad, género, etc. Pero también para crear prótesis para, por ejemplo, personas a las que les falta alguna pierna o brazo. 

 

 

Ciberseguridad y seguridad eléctrica hospitalaria

Los nuevos avances tecnológicos en la medicina son una mejora para la salud de las personas y para la atención médica, pero también han puesto sobre la mesa la necesidad de dos aspectos fundamentales. 

En primer lugar, disponer de una mayor ciberseguridad para proteger los datos de los pacientes. Y, en segundo lugar, contar con un sistema de seguridad eléctrica hospitalaria que garantice el funcionamiento de todo el equipo médico y de las áreas críticas bajo cualquier circunstancia.

 

 

 

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar