Los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida: utilidad y beneficios en el ámbito hospitalario

Existen en los hospitales una serie de zonas de alto riesgo, también conocidas como áreas críticas hospitalarias. En estas zonas (quirófanos, urgencias, etc) hay una importante carga bacteriana y se encuentran pacientes que necesitan, más que nadie, un entorno seguro y libre de cualquier tipo de riesgos para su salud y su propia vida. En este artículo queremos hablarte de los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI), sus funcionalidades y beneficios.

 

La demanda de electricidad está presente en todas las áreas de nuestra vida, especialmente desde que la tecnología forma parte de nuestro día a día. Y esta dependencia energética, también se puede extrapolar al sector de la salud u hospitalario. 

La vida de las personas que pasan por un quirófano o se encuentran en urgencias pueden depender, nunca mejor dicho, de un hilo. Un fallo eléctrico o corte de energía, por ejemplo, puede ser tremendamente perjudicial para su salud. Por otra parte, estamos viendo cómo el cambio climático nos expone cada vez más a fenómenos naturales extremos como tormentas o lluvias torrenciales que pueden perjudicar de forma negativa, y muy peligrosa, en el funcionamiento de la actividad hospitalaria.

Según estudios de la Public Library of Science y The New England Journal of Medicine,  los desastres naturales van in crescendo y los fallos en el sistema eléctrico de los centros hospitalarios repercuten directamente en la salud de los pacientes de diferentes formas y niveles. Por ejemplo, puede dificultar el acceso por parte de los facultativos a recursos básicos para cuidar de los pacientes. En este contexto, y para garantizar que las áreas críticas hospitalarias pueden seguir realizando su labor incluso en circunstancias de emergencia extrema, contamos con los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida.

 

¿Qué son los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida?

Los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida, también conocidos como SAI, tal y como hemos comentado anteriormente, son un dispositivo gracias al que el suministro de alimentación eléctrica puede mantenerse incluso cuando se producen situaciones anómalas. En definitiva, se puede decir que estamos ante un sistema de protección de los dispositivos que se conectan a la red eléctrica de un centro, en este caso, de los hospitales, centros de salud o las áreas críticas hospitalarias.

En ETKHO contamos con sistemas de alimentación eléctrica de emergencia que, en caso de fallar el sistema de alimentación principal, empiezan a funcionar de forma automática en menos de 0,5 segundos, evitando así cualquier daño colateral, especialmente para la seguridad de los pacientes en los centros hospitalarios.

 

¿Qué son los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida?

 

¿Para qué sirven los SAI?

En los hospitales se viven a diario situaciones críticas y complejas. Los facultativos y el personal en general están preparado para este tipo de momentos. Sin embargo, ninguno de ellos quisiera estar presente en un hospital o una clínica de salud cuando se produce un corte de energía. En casos así, se presenta un escenario de pesadilla que afina el hilo entre la vida y la muerte de muchos de los pacientes que estén ingresados y cuyas vidas y salud dependen de los sistemas a los que están conectados y su correcto funcionamiento.

Por otra parte, si el sistema eléctrico de un hospital falla, por ejemplo, también puede provocar que las imágenes de los escáneres, radiografías, etc sean de poca calidad, requiriendo volver a hacerlas o dificultando el análisis y diagnóstico tras su visualización. Ni que decir tiene que un problema de este tipo también puede acarrear, en el peor de los casos, incluso problemas legales o reclamaciones por negligencia en caso de que alguna persona llegara a fallecer como consecuencia colateral de un corte de electricidad, por ejemplo. 

Por todo lo mencionado, de forma resumida, se puede decir que estos sistemas de alimentación para uso médico sirven para:

  • Proteger la energía de las instituciones médicas. 
  • Garantizar un flujo de energía constante, también ante circunstancias extremas o de emergencia. 
  • La protección que ofrece es prácticamente instantánea ya que el dispositivo cuenta con una serie de baterías que almacenan la energía. 

 

Teniendo en cuenta esto, los SAI, conocidos en inglés como UPS, protegen a los centros hospitalarios y sus áreas críticas de anomalías eléctricas comunes como:

  • Cortes de energía
  • Un suministro inestable eléctrico
  • Bajadas o subidas de tensión
  • Señal de la corriente distorsionada 
  • Ruido eléctrico

 

 

Características de los SAI para áreas críticas hospitalarias

Existen diferentes tipos de SAI para uso médico, cada uno con sus particularidades técnicas. Sin embargo, hay una serie de características comunes en todos los SAI que recomendamos desde ETKHO:

  • Diversas entradas de potencia. 
  • Regulación de la tensión y la frecuencia de salida. Esto provoca una mayor tolerancia en la tensión de entrada y alarga la vida útil de la batería. 
  • Una interfaz LED totalmente clara y sencilla. Incluye avisadores acústicos. 
  • Posibilidad de integración en sistemas de gestión de edificios (BMS) o redes LAN. 

 

Características de los SAI para áreas críticas hospitalarias

 

Beneficios de un Sistema de Alimentación Ininterrumpida

Hoy en día, cada vez más hospitales está compuesto por sistemas de edificios inteligentes. De hecho, incluso existen los quirófanos inteligentes. Por ello, cuentan con circuitos cerrados de monitorización de sus instalaciones o alarmas contra incendios y suelen estar en conexión con los sistemas de emergencia.

No hay que olvidar que en los centros de salud se recopilan una ingente cantidad de información médica (registros médicos, de pacientes, etc) que es imprescindible para el día a día de las operaciones de salud y, consecuentemente, para el tratamiento de los pacientes y que, de perderse, podría incluso poner en peligro su salud. Debido a ello, las organizaciones hospitalarias también cuentan con centros de datos que es imprescindible proteger con sistemas de alimentación ininterrumpida bajo cualquier circunstancia. 

En este contexto, desde ETKHO promovemos la implementación y uso de los SAIs y queremos hablaros de sus beneficios más importantes:

 

Prevención

Ante todo, estos dispositivos eléctricos son un sistema de prevención. El mejor remedio ante cualquier imprevisto, especialmente en el ámbito de la salud, es estar preparado. Con el apoyo de nuestros sistemas de alimentación ininterrumpida el centro hospitalario tendrá la seguridad y la tranquilidad de estar cubierto y tener energía inmediatamente ante cualquier fallo o corte eléctrico.

 

Preservación de datos

Como se ha mencionado con anterioridad, en todo tipo de organizaciones hospitalarias se recopilan información médica sobre pacientes que es imprescindible preservar para el correcto funcionamiento de dichos centros. En este sentido, ante un apagón se corre el riesgo de perder información importante. Por ello, con un sistema de alimentación ininterrumpida los datos siempre estarán bajo control y accesibles en cualquier momento.

 

Seguridad de los pacientes

Sin lugar a dudas, preservar la salud y seguridad de los pacientes es la función principal de los hospitales. Por lo tanto, aunque de forma indirecta, la implementación de sistemas de alimentación ininterrumpida de uso médico permiten que los pacientes no tengan que sufrir en sus propias carnes las consecuencias de cortes eléctricos u otro tipo de anomalías. 

 

Cuidado y mantenimiento de los equipos

Desde un punto de vista más técnico, es decir, pensando más allá de los pacientes y doctores de un hospital o centro de salud, los SAI también permiten proteger los equipos técnicos que se utilizan en estas instalaciones médicas. Por lo tanto, algunas de sus ventajas son:

  • Evitar que los equipos médicos se estropeen, dejen de funcionar o sufran daños provocados por anomalías en el suministro eléctrico. 
  • Protección extra de los dispositivos. 
  • Regulación de la energía en casos de picos de corrientes o subidas y bajadas de tensión. 
  • Evita la pérdida de información crítica.

 

 

Conclusión

En definitiva, desde ETKHO recomendamos sin ningún tipo de duda que todo centro de salud u hospitalario cuente con sistemas de alimentación ininterrumpida que garanticen su labor y buen hacer en cualquiera de sus áreas, especialmente en las zonas críticas hospitalarias, y ante cualquier tipo de circunstancia, incluso en las más críticas. Siempre, además, sin perjuicio de los equipos técnicos o los pacientes.

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Compartir

Copiar enlace al Portapapeles

Copiar